lunes, 29 de octubre de 2007

UN CUENTO AL LADO DE LA CHIMENEA .

Una estrella ( Alasdair Gray )

"Más allá del horizonte, tal vez en Canadá, había caído una estrella. (Una tía de él vivía en Canadá.) La segunda fue más cerca, justo detrás de la fundición, así que no le sorprendió que la tercera cayese en el patio. Un relámpago de luz dorada iluminó las paredes de los edificios próximos y se oyó un grave acorde musical. La luz se hizo muy roja y se apagó, y él supo que allá abajo, en algún sitio, había una estrella que se enfriaba en el aire de la noche. Se apartó de la ventana y vio que nadie más se había dado cuenta. En la mesa el padre, con seño pensativo, llenaba una tarjeta de fútbol, la madre seguía planchando bajo la polea con la hilera de ropa interior.

~Voy a salir -dijo con una vocecita.
~A ver si no tardas -dijo la madre.

El chico se deslizó por el vestíbulo y salió a la escalera, cerrando de un portazo.
La escalera estaba fría y una tenue lámpara eléctrica alumbraba fríamente cada rellano. Bajó deprisa los tres tramos hasta el patio negro y silencioso y se puso a rastrear hacia atrás y hacia adelante, peinando con los dedos la hierba larga al pie del poste de la ropa.

La encontró en medio de una hoja de col mustia. Era lisa y redonda, del tamaño de una canica de vidrio, y por la luz con que brillaba parecía descansar sobre un precioso pedacito de terciopelo verdeamarillo. La recogió. Estaba tibia y un fulgor rubí le llenó el cuenco de la mano. Se metió la estrella en el bolsillo y subió.

Esa noche en la cama la observó mejor. Dormía con su hermano, que no se despertaba fácilmente. Metiéndose bien debajo de la sábana, abrió la mano y miró. Con el fulgor blanco y azul de la estrella, el espacio de alrededor parecía una cueva dentro de un iceberg. La acercó a los ojos. Vislumbró en el fondo el dibujo de un copo de nieve, lo más fabuloso que había visto en su vida. A través del enrejado de crital del copo vio un océano de relucientes olas azulnegras bajo un cielo repleto de galaxias enormes. Oyó un arrullo remoto, como el ruido de un caracol marino, y se quedó dormido apretando la estrella en la palma de su mano.


La disfrutó casi dos semanas, mirándola de noche bajo la sábana, viendo a veces el copo de nieve, a veces una flor, una joya, la luna o un paisaje. Al principio la ocultaba durante el día, pero pronto se acostumbró a llevarla consigo; tener en el bolsillo aquel calor liso, suave y cálido lo consolaba cuando se sentía ofendido o abandonado.

Una tarde en la escuela, decidió echarle un rápido vistazo. Estaba solo en un pupitre, en el fondo del aula. El maestro andaba entre los chicos de la primera fila y todas las cabezas se inclinaban sobre los cuadernos. Rápidamente sacó la estrella y la miró. Parecía un ojo indiferente con una fría pupila verde que se enturbiaba y se estremecía como si estuviera metida en agua.

~¿Qué tienes ahí, Cameron?
El chico cerró la mano.
~Será mejor que me lo des.
~No puede, señor.
~No tolero la desobediencia, Cameron. Dame eso.

El chico vio encima de él la cara del maestro, la boca que se abría y cerraba bajo un bigote recortado. De repente supo qué hacer y se metió la estrella en la boca y la tragó. Mientras el calor tibio le bajaba al corazón, se sintió tranquilo y aliviado. La cara del maestro retrocedió. Maestro, aula, mundo, se alejaron como un cohete en una oscuridad cálida, cómoda, dejando un reguero de gloriosas estrellas, y una de las estrellas ...era él ."



.-Cuento extraído del libro "Historias sobre todo inverosímiles " y cuyo autor es el escritor y artista escocés ALASDAIR GRAY .

18 comentarios:

bahhia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bahhia dijo...

Precioso cuento, inmejorable marco para escucharlo .... Desconocía ese autor. Buscaré más sobre él :-)

Besosssss

bahhia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAR dijo...

Muy lindo y dulce...me gusto.
Besitos para ti y muchas estrellas que alumbren tus noches y las hagan feliz.
mar

paTita dijo...

eras tù esa estrella?

hermoso cuento y la musica eleva...
besos para ti pekas,muchos muchos besos

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Será que debemos tener ojos de niño, Pekas.

Me dio tristeza este cuento....Ví a ese maestro amenazante.
Y ese hambre por cuidar su tesoro... Qué mejor que alimentarse del mismo.
Somos lo que comemos, dicen...
Yo quisiera ser...
una estrella.

BELLÍSIMO EL VIDEO.
Volé alto, ni te imaginas cuánto....

la granota dijo...

Ufff! Precioso y triste

zel dijo...

Muy, muy hermoso, y muy, muy esperanzador, otro futuro es posible. Abrazos

Pekas dijo...

BAHHIA... es un bonito cuento para ser leído.. ( o escuchado ) bajo un manto de estrellas ... hoy la noche está espectacular... :-))))

MAR... un beso enorme con el calor de una estrella fugaz... :-))))

PATITA... no creo que sea esa estrella.. :-((( pero si te aseguro qué salgo casi cada noche a la terraza a hablar con ellas... y a buscar esa estrella que me coja de la mano y me acompañe en mis sueños.. :-)))))))

Mientras suena la música... te envío un manojo de estrellas en forma de besos fugaces... :-)))

FERIPULA... mirar la vida con ojos de niño... un placer sólo al alcance de muy pocos... :-))))

Me gustó si volaste alto... no dejes de hacerlo... :-))))

Un beso.. y un abrazo cálido...

GRANOTA... cierto... pero me "pesa"
más la preciosidad qué la tristeza... :-)))))))))

ZEL... seguro.. otro futuro es posible... pero seremos capaces de
dirigirnos hacia él.. ????

Un abrazo.. esperanzador... :-)))

Abejitas dijo...

que bonito!!!

bahhia dijo...

Qué bonitas todas tus respuestas.

Sabes??? Me encantaría escuchar el cuento ... ;-)

Besossss

Conciencia Personal dijo...

Es un cuento precioso literariamente, posee forma y fondo...Evoco mi infancia feliz tirada campo abierto observando las estrella, hoy lo hago, únicamente en diferentes escenarios.


Un abrazo y un beso lleno de estrellas...

Ada y Monique.

Darilea dijo...

Tengo un video con imagenes como estas recogidas desde la ventanilla de un avión y me parecen increiblemente maravillosas.
Así fue como este cuento que has publicado como abandonó el jardín que le teníamos preparado una pequeña flor, sin ni siquiera poder despertar a la luz de la mañana quiso acurrucarse seguramente en el regazo de la Luna acunada por un millón de estrellas, pues no encontró mejor edén que el universo para poder florecer.
Un beso.
Pd: Ayer me acordé mucho de ti, ya sabrás porque en cuanto tenga preparado mi post.
Ah gracias ya entenderás en cuanto lo leas. :-)
Me llene de luz, con tus palabras. :-)

Mireya dijo...

Somos polvo de estrellas!! o no? con conciencia o sin ella, como ese maestro, este post podría titularse "al estrellato de un sorbo" jaj, bueno, besos estelares.

Pekas dijo...

ABEJITAS... gracias...!!!
Por cierto... tengo un regalito para "vosotras"... y en breve os llegará... :-))))))

Un saludo desde mi bosque... ;-))

BAHHIA... gracias... lo escucharás.. seguro...:-))))

Un beso lleno de estrellas...

CONCIENCIA... es maravilloso sentarse e impregnarse de la luz de esas estrellas... :-)))

Un beso para ADA...

DARILEA.. sólo... un beso enorme ..
y un abrazo lleno de todo el calor de estas montañas... :-))))

MIREYA... besos desde las galaxias... :-)))))) somos estrellas... en un firmamento sin límites... no dejemos de brillar...
;-)))))))))

Abejitas dijo...

Qué emoción!!!!

Gracias.

Alegres aleteos!

paTita dijo...

¿Que es lo mejor que hace una estrella?:

¡Brillar!

(de la película Stardust)

me llevo besos de aquí...pues hay demasiados..

paTita dijo...

me encantò tu regalo,
gracias...
tambien disfrutè a tu lado...