miércoles, 30 de julio de 2008

PRECAUCIÓN... HUMANOS...

Los Mallorn.

Eran los más hermosos árboles de la Tierra Media, éstos crecían en las riberas del Cauce de Plata, que discurría al este de las Montañas Nubladas. Tenían la corteza plana y las flores de oro, y desde el otoño a la primavera sus hojas también tenían un tono dorado.
En la tercera Edad del Sol, esta región se llamó Bosque de Oro y Lothlórien , “tierra de la flor del sueño” y los poderes élficos la convirtieron en un enclave libre de criaturas malignas donde los árboles crecían y se multiplicaban como en ningún otro lugar de Arda .

Allí vivían los elfos súbditos del rey Celeborn y la reina Galadriel, los galadrim.

Al cobijo de sus ramajes, donde los troncos se bifurcaban, construían sus hogares. Sus reyes vivían en un gran palacio edificado en el mayor de los mallorn. Los galadrim eran como los espíritus del bosque, y en aquel reino estaba prohibido cortar o quemar leña.
Realmente se trataba de un reino de los árboles y brillaba un resplandor dorado de poder élfico jamás alcanzado en aquella edad.

2 comentarios:

ada m. dijo...

bien...ya he encontrado el bosque...intentaré que los árboles no me impidan verlo...

Bxus,
ada

Pekas dijo...

.... los bosques... lugares mágicos... eternos... llenos de sabiduria... un placer poder recorrerlos... y permanecer junto a ellos...

Un beso lleno de árboles...