lunes, 14 de enero de 2013

EL TAO...

El buen caminante no deja huellas.
El buen orador no necesita desmentir.
El que sabe calcular no necesita ábaco. 
Quien sabe cerrar no necesita candado ni llaves,
y sin embargo, nadie puede abrir lo que él cierra. 
Quien sabe atar no precisa cuerdas ni nudos, 
y sin embargo, nadie puede desatar lo que él ata. 

El sabio siempre conoce el modo de salvar a las personas;
por eso para él no existen hombres reprobables. 
Sabe cuidar todas las cosas; 
por eso no hay cosas viles para él.
A esto se le llama clarividencia.

¿Qué es un hombre bueno...? 
Es el maestro de un hombre no-bueno.
¿Qué es un hombre no-bueno..? 
Es la materia de un hombre bueno.
Quien no aprecia a su maestro,
quien no ama a su materia, 
aunque cumpla su tarea perderá el tiempo.

Esa es la clave del misterio.

LAO TSE  ( Tao Te Ching, capítulo XXVII). 


3 comentarios:

susi dijo...

genial. gracias! ;)

foskari dijo...

me gusta perderme por aquí, tu bosques... gracias por la lectura...

Pekas dijo...

SUSI... un placer.. ;-)

FOSKARI...eres siempre bienvenida...