viernes, 27 de mayo de 2011

UN JARDIN ZEN...

Un maestro Zen le pidió a su discípulo que limpiara el jardín del monasterio. El discípulo limpió el jardín y lo dejó en un estado impecable.

El maestro no quedó satisfecho. Le mandó hacer de nuevo la limpieza una segunda vez, y luego una tercera.

Desanimado, el pobre discípulo se quejó :
.- Pero, maestro, no hay nada más que poner en orden, no hay nada más que limpiar en este jardín...
¡¡ Todo está hecho..!!!.

.- Falta una cosa - respondió el maestro.

Sacudió un árbol y algunas hojas se desprendieron, tapizando el suelo.

.- Ahora el jardín está perfecto...


PD.- Fragmento del libro "El dedo y la Luna" de Alejandro Jodorowsky.

6 comentarios:

Mayte dijo...

Porque la vida sacude y vibra... :)

Pekas dijo...

Vibra.. y sacude.. ;-)))

Un beso...desordenado...

Oréadas dijo...

La perfección consiste en aceptar la imperfección y con ella a nosotros mismos.
Un besillo Pekas, recordando a Jodorowsky y las piedras del camino.

Pekas dijo...

Un beso enorme... Oréadas... me alegra leerte... hace tiempo que no visito tu bosque .. tu jardin zen... :-)))

Un abrazo lleno de piedritas en el camino...

Manu y Bea dijo...

Un perfecto orden caótico, el azar y la naturaleza como un infinito de posibilidades, alfombra de hojas entonces para nuestros pies. Un abrazote pekoso

Pekas dijo...

Un abrazo... y a seguir disfrutando... :-)))